Busca en la web
Buscador de noticias
Bœsqueda de noticias
  • Introduzca palabra del título o del cuerpo del texto que busca
> Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán, 21/3/2018

El Nowruz es la celebración del año nuevo persa. Aunque se suele ligar esta festividad a Irán, sus orígenes en el zoroastrismo milenios atrás, han permitido que se celebre en toda la zona de influencia persa uniendo a gentes de diferente cultura, idioma y religión. Los países de Asia Central, partes de la India, Rusia y China; Azerbaiyán, Turquía, Afganistán, Pakistán y el propio Irán comparten esta tradición que simboliza la renovación.

La fecha del Nowruz va en función del equinoccio de primavera, por lo que suele variar de un año a otro. Este 2018, el Nowruz ha sido la tarde del 20 de marzo en Europa, y a diferencia del año nuevo occidental en el que el paso de un año al siguiente se hace siempre a una misma hora, en el Nowruz es a hora que varía según el lugar del mundo en el que estés.

La festividad se inicia unas tres semanas antes del día marcada con una actividad muy común en los cambios de año como es la limpieza del hogar, limpiar la suciedad es una forma de simbolizar el dejar atrás lo malo, para dejar paso a lo nuevo. Sin embargo, no es lo único que se hace, ya que también se inician los preparativos del haft-sin (las siete eses): una tradición que consiste en preparar una mesa y reunir en ella siete objetos que empiezan por la letra s del alfabeto persa y que representan las esperanzas del año que está por llegar. Si bien esta práctica ha variado con el paso del tiempo, son comunes los siguientes objetos: brotes, comúnmente de lenteja (sabzeh); el samanu, un dulce típico; frutos del árbol del paraíso (senjed); ajo (sir); manzanas (sib); especias de zumaque (somaq); y vinagre (serkeh).
 
Como muchas otras celebraciones, las reuniones familiares o con seres queridos son comunes. Ya sea hacer visitas o juntarse para celebrarlo, la comunidad es una parte importante del Nowruz. En medio de estos encuentros, los niños reciben dulces y dinero como buen augurio para el año venidero, así como los más ancianos son honrados por sus familiares y se encargan de hospedar las festividades.
 
La comida es la otra protagonista del Nowruz. Los festines son básicos en una celebración y el año nuevo destaca por tener platos típicos exclusivos como el sabzi polo ba mahi (arroz especiado con pescado) o el kuku sabzi, una especie de tortilla de verduras y especias. Comidas que se comparten con los seres queridos y que acompañan a los típicos picnics del año nuevo persa.
 
El Nowruz es la celebración de la vida, las esperanzas y los ánimos. Es un momento de alegría que aúna a gentes de diferentes contextos alrededor de todo el mundo y que ya se empieza a celebrar en nuestras tierras gracias a la llegada de personas de otras culturas que enriquecen el panorama nacional.
El Observatorio Asia Central (OAC) fue establecido en 2007