Busca en la web
Buscador de noticias
Búsqueda de noticias
  • Introduzca palabra del título o del cuerpo del texto que busca
> Tayikistán 4/4/2018

El acceso a los recursos hídricos en Tayikistán es complejo. A pesar de tener grandes ríos que riegan las tierras nacionales, el acceso al agua para las personas está limitado por las faltas de infraestructura que aún mantienen instalaciones decadentes del periodo soviético.

Este contexto hace que la gestión del agua sea uno de los principales temas en la agenda tayika. El presidente Emomali Rahmon lleva tiempo intentando poner solución a los problemas hídricos con la ayuda de diversas organizaciones internacionales como las Naciones Unidas o USAID. Sin embargo, el problema aún está lejos de solucionarse, por lo que junto a la ONU, Tayikistán ha inaugurado la iniciativa International Decade for Action: Water for Sustainable Development 2018-2028, que pretende mejorar la cooperación, la asociación y la capacidad de desarrollo en materia de gestión de los recursos hídricos.
 
Esta iniciativa es la continuación de la “Water for life” Decade 2005-2015 y junto a otras convenciones internacionales como los Acuerdos de París o el Marco de Sendai para la Reducción de Riesgos, busca ampliar sus colaboradores alrededor del mundo. Expertos de alrededor del mundo animan a gobiernos a sumarse a la iniciativa, destaca el caso pakistaní por encontrarse en una situación similar a la de Tayikistán y formar parte de los ponentes en la conferencia de la International Decade for Action que se celebrará en Dusambé el próximo junio de 2018.
 
Paralelamente, no todo es consumo propio en cuanto al agua. El gobierno tayiko es consciente de la falta de combustibles fósiles y de la importancia de la energía en el mercado internacional, por lo que lleva años mejorando la infraestructura productora de electricidad. Para ello está construyendo presas y planta hidroeléctricas para aprovechar los recursos hídricos al máximo de sus posibilidades, con el dinero que obtenga de las exportaciones eléctricas, Tayikistán debe destinar parte de los beneficios a solucionar la crisis de acceso al agua.
 
En este contexto, destaca la vuelta de las relaciones comerciales en materia energéticas entre Uzbekistán y Tayikistán, países que están recuperando sus lazos tras décadas de rivalidad y tensiones. Así pues, el gobierno Mirziyoyev ha cambiado la estrategia de su administración antecesora para favorecer los proyectos hidroeléctricos tayikos que pueden beneficiar a ambas partes.
> Turkmenistán 4/4/2018

La explotación de los recursos energéticos es la principal fuente de ingresos de Turkmenistán. Las enormes reservas de gas le convierten en el cuarto productor mundial y no es de extrañar que su economía se oriente a la exportación de este combustible. Sin embargo, el gobierno turkmeno quiere ampliar sus horizontes comerciales añadiendo la exportación de energía eléctrica.

La producción eléctrica, que en otros países de la región se hace a través de la explotación de los recursos hídricos como hace Tayikistán, se centrará en la conversión del gas en energía eléctrica. Para ello, la administración Berdymujamédov ha construido a lo largo de cinco años seis plantas energéticas para la producción de electricidad y su posterior venta.
 
Uno de los principales obstáculos para la venta de energía turkmena es hallar mercados interesados. Hasta ahora, China ha sido el principal socio comercial del país, pero a causa de la deuda turkmena con el país del centro y los bajos precios acordados en la venta de gas, los ingresos no son suficientes para Turkmenistán. Así pues, se están planteando nuevos mercados regionales (Afganistán, Pakistán e India a través del gasoducto TAPI) e internacionales (Europa).
 
El pasado marzo de2018, Irán mostró interés en solucionar las viejas rencillas que existían entre los dos gobiernos. El gas producido en Turkmenistán llegaba a manos azeríes y armenias a través de la infraestructura iraní, aunque los ingresos quedaban exclusivamente en manos de Irán. La reunión que se llevó a cabo entre los dirigentes de los dos países promete nuevos encuentros y augura una época nueva de relaciones beneficiosas para ambas partes.
 
Esta relación entre Irán y Turkmenistán supone una oportunidad única para la economía turkmena, ya que puede permitir aprovechar la infraestructura iraní para obtener salida al mar a través del Golfo Pérsico y la posibilidad de enviar gas a tierras europeas a través de los gasoductos coordinados por Turquía que pasan por Armenia y Azerbaiyán, ambos vecinos de Irán.
> Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán, 21/3/2018

El Nowruz es la celebración del año nuevo persa. Aunque se suele ligar esta festividad a Irán, sus orígenes en el zoroastrismo milenios atrás, han permitido que se celebre en toda la zona de influencia persa uniendo a gentes de diferente cultura, idioma y religión. Los países de Asia Central, partes de la India, Rusia y China; Azerbaiyán, Turquía, Afganistán, Pakistán y el propio Irán comparten esta tradición que simboliza la renovación.

La fecha del Nowruz va en función del equinoccio de primavera, por lo que suele variar de un año a otro. Este 2018, el Nowruz ha sido la tarde del 20 de marzo en Europa, y a diferencia del año nuevo occidental en el que el paso de un año al siguiente se hace siempre a una misma hora, en el Nowruz es a hora que varía según el lugar del mundo en el que estés.

La festividad se inicia unas tres semanas antes del día marcada con una actividad muy común en los cambios de año como es la limpieza del hogar, limpiar la suciedad es una forma de simbolizar el dejar atrás lo malo, para dejar paso a lo nuevo. Sin embargo, no es lo único que se hace, ya que también se inician los preparativos del haft-sin (las siete eses): una tradición que consiste en preparar una mesa y reunir en ella siete objetos que empiezan por la letra s del alfabeto persa y que representan las esperanzas del año que está por llegar. Si bien esta práctica ha variado con el paso del tiempo, son comunes los siguientes objetos: brotes, comúnmente de lenteja (sabzeh); el samanu, un dulce típico; frutos del árbol del paraíso (senjed); ajo (sir); manzanas (sib); especias de zumaque (somaq); y vinagre (serkeh).
 
Como muchas otras celebraciones, las reuniones familiares o con seres queridos son comunes. Ya sea hacer visitas o juntarse para celebrarlo, la comunidad es una parte importante del Nowruz. En medio de estos encuentros, los niños reciben dulces y dinero como buen augurio para el año venidero, así como los más ancianos son honrados por sus familiares y se encargan de hospedar las festividades.
 
La comida es la otra protagonista del Nowruz. Los festines son básicos en una celebración y el año nuevo destaca por tener platos típicos exclusivos como el sabzi polo ba mahi (arroz especiado con pescado) o el kuku sabzi, una especie de tortilla de verduras y especias. Comidas que se comparten con los seres queridos y que acompañan a los típicos picnics del año nuevo persa.
 
El Nowruz es la celebración de la vida, las esperanzas y los ánimos. Es un momento de alegría que aúna a gentes de diferentes contextos alrededor de todo el mundo y que ya se empieza a celebrar en nuestras tierras gracias a la llegada de personas de otras culturas que enriquecen el panorama nacional.
> Kazajstán 14/3/2018

El pasado febrero de 2018 se celebró en Astaná un encuentro diplomático entre los países centroasiáticos y la UE bajo el nombre de “25 Years of European Union - Central Asia Relations: From the Past to the Future”. La conferencia, que trató asuntos como la seguridad, la igualdad de género, el desarrollo humano, la cooperación económica y el comercio entre las dos regiones, y se habló de la nueva Estrategia de la UE para Asia Central; tiene como objetivo mantener y reforzar la estabilidad y el desarrollo que se ha llevado a cabo entre Europa y Asia Central desde hace 25 años.

Durante la conferencia, Kairat Abdrakhmanov, ministro de Exteriores kazajo, dejó clara la importancia del aumento de la implicación de la UE en el desarrollo de Asia Central. Siendo uno de los mayores inversores y mercados de la zona, especialmente para Kazajstán de quien es el principal socio comercial e inversor, y uno de los actores más importantes del sistema internacional, la Unión debe ampliar sus esfuerzos de cooperación para ayudar en el desarrollo de la región centroasiática como forma de beneficiarse conjuntamente ambas partes.
 
Días más tarde, tuvo lugar el Consejo de Cooperación entre la UE y Kazajstán para tratar de forma conjunta los resultados de las colaboraciones entre ambos actores e iniciar nuevos proyectos como la nueva Estrategia de la UE para Asia Central que se adoptará el año que viene tras los cambios económicos y políticos que han sucedido durante los últimos años en Asia Central.
 
El Consejo ha dejado clara su perspectiva de continuar ampliando las relaciones con Kazajstán y muestra de ello ha sido la propuesta de nuevas formas de cooperación, entre las que se pueden destacar las medidas para favorecer las inversiones extranjeras y las garantías de protección de la seguridad y la estabilidad del país centroasiático. Además, la presidenta del Consejo de la Unión Europea, Ekaterina Zaharieva, ha anunciado que se celebrará en Bruselas el próximo mes de abril una reunión entre la UE y Kazajstán para tratar asuntos económicos relacionados con el comercio y las aduanas.
 
Así pues, las relaciones UE-Kazajstán se encuentran en un bueno momento y se continúa abogando por la cooperación económica y la lucha contra el terrorismo. No hay que olvidar que se están promoviendo otras formas de colaboración como es ejemplo en el ámbito académico la introducción de Kazajstán en el programa Erasmus+ que facilita la movilidad estudiantil  de kazajos y europeos para formarse en un contexto diferente y enriquecedor.
> Contexto regional, 14/3/2018

El próximo 24 de marzo de 2018 se celebrará un concierto en el Conservatori Municipal de Música de Barcelona del grupo iraní Teyfur. El evento organizado por Casa Asia tiene como motivo principal la festividad del año nuevo persa, el Nowruz.

Esta festividad coincide con el equinoccio de primavera, y su simbolismo se relaciona con el ciclo vital visto en el fin del invierno.  La celebración consiste en reunir a la familia para hacer limpieza y llevar a cabo un rito: juntar objetos que representan el renacimiento, la salud y la prosperidad con las escrituras sagradas, un espejo y una pecera para atraer la buena suerte. El Nowruz es una fiesta llena de alegría, las canciones y las fogatas son una forma común de celebrarlo, las visitas a amigos y familiares son otro de los elementos clave.
 
Como forma de dar a conocer el Nowruz y la cultura de los países donde se celebra (Irán, los países de Asia Central, Azerbaiyán, Afganistán o Pakistán entre otros), el concierto que empezará a las 12:00h, consistirá en el descubrimiento de los instrumentos persas tradicionales como el santur  o el ney a través de la interpretación de canciones poéticas y la muestra del “mantel de las siete eses”, el rito principal del Nowruz.
 
En cuanto al grupo, Teyfur se encarga de divulgar la música tradicional persa para dar a conocer la cultura de la región. Está formado por seis miembros que se encargan cada uno de un instrumento: Mahyar Shadravan (voz), Amin Dadvari (percusión), Mehrdad Nasirshoeibi (santur), Amir Hossein Siavashpur (ney), Seyyed Hamid Etemadnia (tar), y Farshad Rostami (kamancheh).
> Kazajstán, Contexto regional 14/3/2018

El ministro de Asuntos Exteriores kazajo, Kairat Abdrakhmanov, ha propuesto la celebración de una cumbre entre los líderes de los países de Asia Central el próximo mes de marzo aprovechando las vacaciones del año nuevo persa, el Nowruz.

El eje de la reunión girará en torno a la cooperación regional, manteniéndose así la agenda de los países centroasiáticos en materia de relaciones internacionales que se da desde la llegada del milenio.
 
La selección de esa fecha no es otra que simbolizar la amistad y la hermandad de Asia Central a través de una fiesta común en toda la región. Se destaca el compromiso con el desarrollo conjunto por medio de vías pacíficas que se centran en medidas económicas y políticas para garantizar la posición de Asia Central en el contexto internacional.
 
Es importante tener en cuenta la forma en la que Kazajstán está tomando el liderazgo del movimiento. Como ya se vio a inicios de año con su llegada a la presidencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el Estado kazajo sabe que la cooperación es el único método de lograr los objetivos comunes y que es necesario que alguien lleve el testigo para hacer frente a las negociaciones que están por llegar.
 
La cumbre se está empezando a organizar y varios actores internacionales ya se han pronunciado a favor. La UE, como uno de los principales socios y actores de la región, ha felicitado la iniciativa y remarca la opinión comunitaria de la cooperación como forma de desarrollo.
> Kazajstán 14/3/2018

Según los objetivos marcados para los próximos años (2021, 2025 y 2050) que firmó el pasado febrero el presidente Nazarbáyev, Kazajstán quiere aumentar su PIB de forma significativo. La propuesta toma de base el dato de PIB per cápita que se situaba en 2016 en 7715 dólares y pretende que se duplique hasta llegar a 18500 dólares para el 2025.

Para realizar esta hazaña, el gobierno debe centrar sus esfuerzos en incrementar el peso económico de las pequeñas y medianas empresas. Situándose en 2016 con un 26,8% del PIB, las pymes kazajas deberán aumentar su valor de forma considerable para lograr el objetivo del 2050 de ocupar al 50% del PIB. Paralelamente, la economía sumergida tendrá que ir reduciéndose hasta alcanzar el 15% para la misma fecha.
 
Sin embargo, la principal forma de incrementar la economía kazaja se basará en el aumento de la producción del petróleo y gas. La exportación de combustibles fósiles, especialmente petróleo, es la mayor fuente de ingresos del país ocupando más de un 50% del volumen total de ventas al exterior. Se ha marcado como objetivo incrementar el volumen de producción un 25% hasta alcanzar la extracción de más de 100 millones de toneladas de crudo y gas para el 2025.
 
Estas medidas, si bien serán positivas para la economía kazaja, demuestran una falta de compromiso medioambiental. Kazajstán, que se considera a favor del desarrollo sostenible, deja claro que primero van los intereses nacionales y después todo lo demás.
> Mongolia 7/3/2018

La Universidad de Málaga (UMA) juntamente con la surcoreana Incheon National University (INU) y la Mongolian University of Life Sciences (MULS) participa en un proyecto de cooperación internacional en la ciudad mongola de Darkhan. El voluntariado, que recibe el nombre de Green Ger Village Master Plan, tiene como objetivo solventar la problemática medioambiental surgida de la movilidad rural en Mongolia a causa del desempleo.

El nombre del proyecto viene de la palabra mongola ger, antiguas construcciones nómadas que están recuperando masas poblacionales desempleadas provenientes de zonas rurales que se trasladan a la ciudad buscando oportunidades. En estos nuevos barrios a las afueras, la gestión urbanística es inexistente, por lo que la gestión de residuos y la contaminación causada por ello y el uso de combustibles fósiles (carbón) como fuente de energía, están creando un fuerte impacto ambiental que debe solucionarse lo antes posible.
 
Así pues, la UMA y la INU han presentado convocatorias destinadas a encontrar dos alumnos de último año de grado, máster o doctorado, para realizar un voluntariado de desarrollo sostenible que busque soluciones a esta crisis ambiental.
 
Desde la UMA, los requisitos necesarios aparte de ser estudiante de los cursos ya mencionados en la universidad, son tener un nivel alto de inglés para poder desarrollar correctamente las actividades en Darkhan, y pertenecer a la rama científico-técnica o a las ciencias sociales (en especial estudios de Asia).
 
La convocatoria ya está abierta y terminará el 21 de marzo. Se pueden presentar las candidaturas en la página web de la UMA que facilitará a los seleccionados la gestión del viaje y dotará de una beca económica que financie los desplazamientos y la manutención durante la estancia en Mongolia del 11 al 22 de junio de 2018.
El Observatorio Asia Central (OAC) fue establecido en 2007