Busca en la web
Buscador de noticias
Búsqueda de noticias
  • Introduzca palabra del título o del cuerpo del texto que busca
> Contexto regional, 21/2/2018

El pasado mes de enero de 2018 se celebró una reunión impulsada por Kazajstán en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas donde también participó el Secretario General Antonio Guterres. El encuentro se centró en analizar la situación de los países de Asia Central (Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán) y Afganistán, así como también promover nuevas medidas para solucionar los problemas de la región.

El discurso se inició elogiando algunas de las acciones que han permitido una mejora del contexto regional como el desarrollo sostenible, la drástica reducción de la pobreza en Tayikistán (81% en 2003 a 31% en 2015), la reinstauración de líneas aéreas entre Kabul y Taskent o el desarrollo de infraestructura como el corredor Lapislázuli entre Turkmenistán y Afganistán.

Sin embargo, también se trataron las dificultades que arremeten la zona. En primer lugar, la falta y desgaste de los recursos naturales, especialmente los hídricos que ya han tenido impacto directo: el deshielo de los glaciares tayikos y la rápida reducción del Mar de Aral. También se ha hablado de la falta de acceso al mar que dificulta el comercio y las relaciones con otros estados de fuera de la región y cuya única solución es la cooperación para crear nuevas infraestructuras que permitan la circulación de mercaderías de forma eficiente. Seguidamente la cuestión energética que ya ha empezado a tratarse gracias a iniciativas conjuntas de construcción de oleoductos, pero que aún está lejos de solucionarse por completo. Finalmente, la lucha contra el terrorismo se ha apuntado como una de las más necesarias a reforzar y los países centroasiáticos han concluido una de las etapas que se enmarcan en el plan de las Naciones Unidas contra el terrorismo.

Tanto los países de la región como el Consejo de Seguridad y el Secretario General han marcado la cooperación como la única forma de solucionar estas dificultades y mejorar el desarrollo de una zona de gran importancia en el contexto internacional por su posición geoestratégica. Asimismo, las Naciones Unidas aconsejan una integración económica para facilitar los procesos de cooperación.

 
 
El Observatorio Asia Central (OAC) fue establecido en 2007