febrero 4, 2020

¿Cómo limpiar las lavavajillas?

Por Asia Central

Una lavavajillas tiene mucho trabajo sucio que hacer, pero también necesita mantenimiento. Siga leyendo para aprender cómo limpiar correctamente su lavavajillas.

El lavavajillas hace la mayor parte del trabajo sucio en la cocina, pero también necesita un mantenimiento regular. Este artículo le mostrará cómo limpiar correctamente su lavavajillas.

La limpieza regular de su lavavajillas no solo lo mantendrá ordenado, sino que también aumentará la eficiencia y extenderá su vida útil. Hay una variedad de técnicas y productos de limpieza de lavavajillas disponibles, desde limpiadores especializados hasta recetas caseras. Esta guía de cinco pasos contiene toda la información sobre cómo cuidar su lavavajillas. Empecemos:

Deje la puerta del lavavajillas abierta durante 10-15 minutos después de cada ciclo de lavado para evitar crear un ambiente húmedo y cálido que favorezca el crecimiento de bacterias.

Limpieza de lavavajillas: Preparación

Compra un par de guantes de goma para protegerte las manos del aceite y la suciedad, así como de los efectos negativos de los limpiadores abrasivos caseros. Cuando utilice productos de limpieza especializados, siga cuidadosamente las instrucciones de las etiquetas.

1. Limpieza de la puerta del lavavajillas:

Los limpiadores especializados harán un gran trabajo al eliminar la grasa, el jabón y los residuos de comida de la puerta del lavavajillas. Si prefiere alternativas naturales, lave el interior de la puerta con agua tibia y jabón y luego elimine la espuma restante con un paño suave.

Para eliminar las huellas dactilares de grasa y las manchas de comida, diluya ¼ de taza de bicarbonato de sodio en 1 litro de agua y lave la puerta con la solución resultante (tenga cuidado de no rayar la superficie)

Abra la puerta del lavavajillas y limpie la parte superior y los lados. Para eliminar la suciedad acumulada en las áreas de difícil acceso, use un cepillo de dientes viejo con agua caliente y jabón. Para suciedad rebelde y grasa rebelde, use un agente de limpieza especializado. Elimine la suciedad residual y la espuma de jabón limpiando bien la superficie con un paño suave humedecido con agua tibia.

2. Limpieza de piezas y accesorios del lavavajillas:

Retire los casetes y otros accesorios del lavavajillas y enjuáguelos bien para eliminar los restos de comida y la suciedad. Para eliminar la placa, frote las áreas problemáticas con un cepillo de dientes viejo y agua con jabón. No te olvides de tu pulverizador, cepillándolo bien para evitar bloqueos.

3. Limpieza del sistema de drenaje del lavavajillas:

Retire la bandeja del lavavajillas y verifique el sistema de drenaje de agua. Retire los residuos gruesos para evitar obstrucciones y daños en la manguera de drenaje. Es posible que se sorprenda de lo que encuentre: los fragmentos de vidrio, huesos y cubiertos a menudo se atascan en el desagüe. Un sistema de desagüe obstruido también puede causar un olor desagradable en el lavavajillas, por lo que no descuide este paso de limpieza si desea que el aparato le sirva durante mucho tiempo.

4. Limpiar el lavavajillas con vinagre:

Si prefiere las alternativas naturales a los alimentos especiales, intente limpiar su lavavajillas con vinagre.

Llena un bol con vinagre blanco destilado y colócalo en el estante superior del lavavajillas o, si no cabe, vierte el líquido en la bandeja de goteo. Después de asegurarse de que no haya artículos innecesarios en el lavavajillas además de un tazón de vinagre, encienda el dispositivo al modo de funcionamiento máximo.

El vinagre y el agua caliente desinfectarán perfectamente el lavavajillas y eliminarán la suciedad y la grasa restantes. Espere hasta el final del ciclo y deje la puerta abierta durante media hora para eliminar el exceso de humedad y el olor agrio.

5. Limpiar el lavavajillas con soda:

Después de limpiar con un limpiador especializado o vinagre, use bicarbonato de sodio para refrescar y refrescar su lavavajillas. Vierta bicarbonato de sodio en la bandeja del lavavajillas y encienda el aparato durante un ciclo corto a la temperatura máxima del agua. El bicarbonato de sodio no solo eliminará las manchas rebeldes, sino que también ayudará a eliminar los olores desagradables.

Después de terminar de limpiar el lavavajillas, ¡no te detengas ahí! En este artículo, encontrará muchos otros consejos útiles para limpiar la cocina.